• Facebook
  • Twitter
  • Rss
  • Plus







Cerrar

EL ARCO IRIS EN LAS PAREDES

Ene 18 Visto 4047 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando se pinta una casa, se puede sacar partido de los colores para conseguir algunos efectos ópticos que mejoren las sensaciones de espacio, bienestar y comodidad en su interior.

Al elegir la pintura hay que tener en cuenta que para que un espacio parezca más amplio, conviene reducir la gama cromática. Un color claro y uniforme hace que el ambiente se perciba más amplio. Este recurso puede aplicarse tanto en una casa pequeña, como en las zonas reducidas de una grande. Para que un techo alto de la sensación visual de ser más bajo, ha de pintarse de un color intenso, a partir de una determinada altura de la pared; si al contrario se quiere dar la sensación de que el techo es más elevado, hay que pintarlo más claro que la pared. Para una habitación que no recibe luz, son preferibles los colores cálidos porque brindan un ambiente agradable, crean una sensación de alegría y ayudan a mejorar el rendimiento en el trabajo. El naranja puede reavivar un espacio que de otro modo sería neutro y es aconsejable para el comedor, la cocina o el cuarto de juego de los niños. El azul y el amarillo intensos resultan molestos y la sutileza del verde azulado o el melocotón proporciona un ambiente más confortable y llevadero durante períodos prolongados. Los tonos cálidos del marfil, crema son adecuados para suavizar los lugares frescos o espacios abovedados y para compensar la falta de luz natural.

 

Fuente: www.publiboda.com

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

HomeOtrosPinturaEL ARCO IRIS EN LAS PAREDES Top of Page