• Facebook
  • Twitter
  • Rss
  • Plus







Cerrar

Galpon de trabajo

Sep 29 Visto 1773 veces
Valora este artículo
(0 votos)

 Una sencilla pieza de guardar, higiénica y ordeñada, puede servirle para proteger sus herramientas y almacenar cosechas. Puede adquirirla en tiendas especializadas o simplemente construir usted mismo un galpon para herramientas de trabajo a su gusto.

Algunos les llaman "piezas de guardar". Pero en el lenguaje cotidiano, éstas son simple y sencillamente "galpones". Imprescindibles para quienes poseen utensilios de trabajo y reservas alimenticias, los galpones modernos suelen parecerse a cualquier habitación normal de la casa. Es decir, adiós a las casuchas que se caen al primer ventarrón y que se convierten en pantanos con las lluvias tempranas del otoño:

En madera, concreto o metal, los galpones son hoy factor fundamental para el orden y la higiene de una residencia, sobre todo si ésta sé encuentra ubicada en las afueras de la ciudad. Decimos esto porque ¿dónde más pueden ser invadidos de parásitos y con tanta facilidad nuestros depósitos de "cachureos"?

Si bien el estilo de galpon puede guardar directa relación con la estructura de la casa habitación, lo lógico será que se sitúe aislada de los sitios habitados o, en su defecto, se anexe a la pared de la última pieza. Como decíamos, todo buen ecocultor puede entretenerse construyéndola o, si lo prefiere, puede comprarla en una ferretería o local de materiales de construcción instalarla donde guste.

Entre estas últimas las hay de variados tipos. Pueden ser unitarias (una sola pieza) o subdivididas en departamentos o compartimentos Más de cien tamaños diferentes encontrará entre los distintos fabricantes. Los precios, por supuesto, van en directa relación con el material empleado y el tamaño. Las más adecuadas, en voz de los especialistas, son las metálicas. Todo, absolutamente, es a elección del cliente: desde el color hasta el sistema de ventilación. El piso y la aislación, eso sí, por lo general debe ponerlos el propietario.

Las necesidades de cada caso indican el tamaño y el estilo de la pieza de guardar. Sin embargo, la que es muy utilizada es la de 1,50 por 2,22 m y de 2 m de altura. Esta miníbodeguita tiene un precio en el mercado que fluctúa entre los 140 mil y los 150 mil pesos.

Otro modelo, algo mayor en cuanto a espacio, es el de 2,22 por 2,93 m y también de 2 m de alto. Su precio oscila entre los 200 mil y los 220 mil pesos.

¿Cómo equipar un galpon para herramientas?

Pensamos en un galpon cuando tenemos la necesidad de guardar en el todos los aperos agrícolas, desde la carretilla hasta herramientas tan cotidianas en cualquier hogar como el martillo. Sólo considerando esto tenemos que la habitación no puede ser, por ningún motivo, tan pequeña como para dificultar la libertad de movimiento.

Otro aspecto fundamental es el que tiene que ver con el almacenamiento de cosechas o alimentos y abarrotes. Si éste es el caso, el sistema de ventilación debe ser óptimo. La aislación también es vital, para impedir el acceso de animales y parásitos indeseados. No es recomendable pintar esta sección de la bodega con pintura tóxica ni tampoco guardar en ella elementos que de algún modo sean contaminantes.

Todos los compuestos químicos y demás sustancias tóxicas, como desinfectantes e insecticidas que se usan en la parcela, junto a las herramientas y máquinas con que se manejan, se deben almacenar en una sección separada y segura de la bodega, que cuente con ventilación apropiada. Trate, por último, de construir un piso de concreto para que la madera -si su bodega es de este material- no se humedezca.

Distribución de las herramientas

En cuanto a la distribución del galpon. En este galpon modelo los aperos y herramientas están colocados del modo más conveniente, colgados de la pared, con el contorno pintado en blanco para poder advertir fácilmente su ausencia (al frente, al lado de la pala, alicate pequeño).

Al lado de la: puerta es aconsejable ubicar una caja llena de arena, una rasqueta y un sacabotas, de manera que todo lo que pueda ser ingresado sucio sólo llegue hasta la entrada del lugar.

La caja de arena está pensada para duplicar la eficacia y duración de las herramientas de acero. Se elige un cajón de suficiente profundidad, de modo tal que permita que se hunda en él la pala más grande, y se lo llena con una mezcla de arena y de aceite de motor usado. Así, siempre que vuelva de trabajar con alguna herramienta debe hincarse la hoja en el cajón para que mediante este procedimiento se limpie y engrase.

La rasqueta, en tanto, consiste en un trozo de madera dura en forma de cuña con un lado afilado. Se cuelga de un cordel al lado de la puerta de la bodega y se utiliza para quitar el barro de las palas, horquetas, horquillas, azadones, etc, antes de meterlas en la caja de arena.

Un Galpon no tiene por qué ser un sitio de inutilidades apiladas. Sáquele provecho e instaure en ella el orden que usted lleva dentro del hogar mismo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

HomeOtrosFerreteriaGalpon de trabajo Top of Page