En ocasiones necesitamos poner estantes pero la pared presenta engorrosas dificultades: o bien debemos taladrar durísimos azulejos, o bien al contrario el mortero está endeble por las humedades, o debajo pasan cables y tuberías, o simplemente no queremos acribillar la pared para poner cinco estantes. Y los muebles que encontramos en las tiendas son pequeños, o tienen demasiado fondo, o no se ajustan a la altura de los CD y derrochan el espacio...

"/>
  • Facebook
  • Twitter
  • Rss
  • Plus







Cerrar

Una sencilla estantería colgante

Dic 29 Visto 11339 veces
Valora este artículo
(0 votos)
 

En ocasiones necesitamos poner estantes pero la pared presenta engorrosas dificultades: o bien debemos taladrar durísimos azulejos, o bien al contrario el mortero está endeble por las humedades, o debajo pasan cables y tuberías, o simplemente no queremos acribillar la pared para poner cinco estantes. Y los muebles que encontramos en las tiendas son pequeños, o tienen demasiado fondo, o no se ajustan a la altura de los CD y derrochan el espacio...

He aquí el reto: poner varios estantes justo a la medida de nuestro hueco, y con sólo dos fijaciones. ¿Es posible? En este ejercicio veremos que sí, aprendiendo a diseñar una estructura colgante. Vamos a ensartar mediante cuerdas siete baldas de 60 centímetros, que nos permitirán ordenar una respetable cantidad de CD. Y como todo el peso final colgará de dos ganchos o alcayatas, cifraremos nuestro montaje en la ligereza.

A tal fin escogemos como soporte el contrachapado de 7 mm: es tan liviano que las baldas en total pesarán menos de 2 kg. Las traemos del almacén ya cortadas por poco más de 6 euros, precio muy razonable.


Para evitar que esas finas baldas cedan con el peso de los CD, no las colgaremos por los extremos, sino pasando las cuerdas a ¼ del centro. De esa forma tan sencilla, un estante fino y ligero adquirirá gran solidez. Hemos unido las tablas para igualar los cuatro agujeros.


El taladro hecho con todo cuidado, y con una broca nueva, es muy limpio y neto… pero si nos fijamos bien, veremos en el borde pequeñas muescas y astillas, que con el tiempo podrían dañar la funda de la cuerda.


Revisando en nuestro taller encontramos tubería de riego por goteo. Es del calibre idóneo, y perfectamente lisa por dentro, de modo que protegerá la cuerda de roces. También utilizaremos precintos y arandelas de metal.


Cortamos con unas tijeras la tubería de riego por goteo de esta manera, obteniendo unas “camisas” que podremos embutir con facilidad en cada agujero del estante.


En detalle, el montaje completo que hemos diseñado. Pondremos como los abalorios de un collar la camisa de tubo de riego, la arandela metálica, y después el precinto que hará tope afirmando el estante.


Vemos desde arriba el paso de la cuerda. Ahora estará bien protegida, sin que haya riesgo de desgaste que a la larga podría ocasionar una rotura.


Ya tenemos los dos tacos del 6 con sus respectivas alcayatas, es toda la sujeción que necesita nuestro aparejo colgante. Con un nudo simple obtendremos las cuatro líneas de la estantería.


De esta manera tan simple sujetaremos las tablas para montar en cada agujero el tope que hemos diseñado. Empezamos desde arriba. Presentamos la balda, nivelamos y luego azocamos las bridas.


Medimos la altura de las siguientes baldas poniendo unos CD. Aparte el taladro, sólo necesitaremos una herramienta para completar nuestro aparejo: el nivel de burbuja. Nivelaremos cada balda a lo largo y a lo ancho.


Continuamos hacia abajo una vez puesta la primera balda, repitiendo en las siguientes la altura requerida para colocar nuestros CD. Los precintos bien apretados aseguran el estante, sin que haya riesgo de deslizamiento.


Y así queda la estantería completa. Ahora sólo falta cortar el apéndice de los precintos, y para mayor seguridad añadir una segunda tanda de bridas, a la manera de las dobles tuercas.


Como vemos, la estantería resulta útil para almacenar a la vista muchos pequeños objetos en una oficina, un taller o un cuarto de estudio. Nuestro sencillo invento ha tenido éxito, y en conjunto sólo ha costado algo más de $ 25

 

Fuente: facilisimo.com

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

HomeCarpinteriaMueblesUna sencilla estantería colgante Top of Page